9 de abril de 2011

¡Feliz día 9!

¿Sabes? Ayer volví a recordar la primera vez que me dijiste que me querías...

Era una fría noche de invierno, para ser exactos era Enero. Tú y yo vagábamos juntos por las calles de mi ciudad. Hacía frío, pero tú me dabas todo el calor que necesitaba para no sentirlo. Íbamos abrazados por la calle sin importar lo que la gente pudiera pensar, eramos tú y yo contra el resto del mundo.

Entonces me pediste, mientras paseábamos de camino a casa, que fuéramos a la plataforma que había en medio de aquel pequeño lago artificial que había en aquel parque. Dijiste que te parecía romántico, que te apetecía besarme allí Asique me cogiste de la mano y corrimos juntos hasta aquel lugar saltando de piedrecita en piedrecita para no caernos al agua, todo el tiempo cogidos de la mano. Y entonces al llegar allí sólo estábamos tú y yo, nos habíamos distanciado del mundo.

Nos miramos, nos abrazamos, nos besamos hasta que te separaste un poco de mí y pronunciaste esas dos palabras compuestas de ocho letras, ocho sencillas letras....Esa expresión que tanto significa en una pareja. Una muestra de cariño, de amor; una muestra de que realmente iba enserio, de que estabas conmigo...

Y yo hice como que no lo había escuchado, pero en realidad no dejaba de darle vueltas en mi cabeza. Yo sabía que aún no estaba preparada para decírtelo, había sufrido en el pasado y quería tener claro que, cuando te lo dijera, sería porque lo hacía de verdad, porque te quería a ti y a nadie más.

Puede que ese día no llegara la contestación por mi parte. Quizá llegaste a pensar que para mí aquello no iba enserio. Pero ahora, un par de meses y varios días después no tengo miedo de decírtelo, no tengo miedo de decirte que te quiero, como hice poco tiempo después de que tú lo hicieras.

Porque cuando estoy contigo, cuando estamos tú y yo, se me olvida el resto del mundo; porque cada día encuentras una razón para que me gustes más, para que me enamore más de ti. No tengo miedo a caer, no tengo miedo a que se acabe, porque cuando lo haga tendré la sensación de que eres lo más bonito que me ha pasado en mucho tiempo y que he vivido a mil por hora contigo.

Gracias por quererme como lo haces. ¿Qué mejor día que hoy para decírtelo?

Pues eso, que TE QUIERO Y MUCHO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes recientes