19 de septiembre de 2013

Para ti, Óscar, te lo mereces

Hoy he comprendido que a veces hay cosas más bonitas que decirle ''te quiero'' a alguien. A veces vale más demostrarle a esa persona cuán especial es y lo increíblemente feliz que te hacía cuando estaba a tu lado, la cantidad de sonrisas que te ha robado y los momentos tan maravillosos que se quedarán para siempre en tu mente. Y lo que es quizá más bonito es cuando te das cuenta de que tienes la maldita suerte de tener a una persona como él en tu vida, de verdad que yo no conozco a nadie como él, nadie que sepa tanto de mí y aún así me quiera de esa manera, que me apoye a pesar de las adversidades, que siga a mi lado aunque ya no nos veamos tanto como antes. Es bonito porque cuando pienso en él sólo tengo cosas maravillosas que decir, porque desde que le conocí hace ya tres años en primero de carrera me ha demostrado que hay amistades que pueden con todo y que se hacen más fuertes ante las dificultades.

Cuando me siento a reflexionar y pienso en todo lo vivido en estos años de carrera siempre le recuerdo a él y siempre recuerdo lo mucho que me gustaba acercarme a él en clase y abrazarle, hacerle sonreír, sentarme a su lado en la ventana y charlar distendidamente hasta que empezara la clase. Estos momentos siempre eran los mejores del día, los que me llenaban las pilas a tope y me hacían tener más ganas de volver al día siguiente. ¡Por dios! No penséis que le ha pasado algo, simplemente dejó la carrera cuando yo me marché de Erasmus y le echo mucho de menos. Hasta hoy siempre había sido una persona muy importante en mi vida pero, hoy, he descubierto que lo es incluso más. Pensaba que era un gran amigo pero, poco a poco y, con el paso del tiempo me ha demostrado que es de lo mejor que voy a conocer en mi vida y que prometo cuidar esta amistad como el regalo más preciado que tengo ahora mismo. Porque sé que podemos estar cada uno en la punta del mundo y seguir queriéndonos y apoyándonos como siempre, no tengo dudas.

Así que, desde aquí te lo digo: Eres uno de los mejores amigos que tengo y jamás podré agradecerte todas las cosas increíbles que has hecho por mí, todas las veces que has sido mi apoyo, mi aliado, mi compañero y mi confesor; todas las veces que hemos reído y llorado juntos, todas las salidas, los cumpleaños, los capotes y los consejos. Eres una persona fantástica a la que yo he tenido la suerte de poder conocer y querer, porque te quiero mucho, Óscar (creo que ya lo sabes). Quiero que sepas que siempre voy a estar ahí para ti y siempre voy a ser tu amiga porque personas como tú sólo se conocen una vez en la vida y yo no quiero ni pienso dejar que nos perdamos.

¡Eres grande, grandísimo!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes recientes