25 de agosto de 2011

Para un gran amigo.


Hemos superado un gran bache y aún seguimos siendo grandes amigos. He sido injusta contigo a veces y te he dicho malas palabras pero tú siempre has sabido entenderme y perdonarme.
Desde que llegaste me has demostrado que eres una bellísima persona y que vales la pena. Te hablo muy enserio cuando te digo que no sé que haría sin ti en mi vida.
Gracias por escucharme, por hacerme reír y por estar ahí a las buenas y a las malas incluso cuando soy dura contigo.
Pase lo que pase siempre podrás contar con mi amistad incondicional.
Te quiero mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes recientes