12 de julio de 2011

28 de junio

Aún pienso en él con lágrimas en los ojos. Aún después de todo el tiempo que ha pasado tengo ganas de volver al principio y vivir mi historia con él. Cambiar los errores. Jugar a ser más honesta y sincera. Quererle sin reservas, sin miedos. No dejar que nadie rompiera la magia que había entre nosotros. Dejarme llevar y ser suya para siempre. Suya y de nadie más. Ser lo que siempre fuimos a los ojos de todos: la pareja perfecta. Despertarme cada mañana a su lado sin preocuparme de cuándo se volvería a marchar, sin contar las horas que aún me quedaban de su cariño...

Le quiero, sería mentira si dijera que no lo hago. Pero es cierto que, aunque lo haga, no puedo cambiar el pasado. Sé que tengo que vivir el presente con la frente bien alta y aprender a pasar página definitivamente en el futuro. Por muy duros que sean los recuerdos, aunque me repita mil veces que se arrepiente de haber estado conmigo, aunque convivir con él día a día sea un desafío...tengo claro que no quiero olvidarle, ni a él, ni todo lo que vivimos. Quiero seguir pudiendo mirarle a los ojos sin arrepentirme de la decisión que tomé, aunque él me haya acabado destruyendo por dentro.

Es una decisión estúpida, lo sé, pero tengo claro que no quiero borrar ni uno solo de sus instantes en mi vida aunque eso incluya miradas de recelo, venganza y duras palabras por su parte. Seré más fuerte que las circunstancias. Lo haré por lo que fuimos y por lo que nunca más volveremos a ser...

1 comentario:

  1. Ya sabes todo lo que me pasa, ya sabes que estas palabras son las que dicen como estoy.
    Y todos tus pensamientos y sentimientos los has plasmado estupendamente en esta entrada.

    Está fenomenal sin duda Camp!! :D

    teQuiero!:)

    ResponderEliminar

Visitantes recientes