29 de julio de 2011

Tormenta de verano

''Quiero ser...una hoja de tu diario con la esquina doblada, un escalofrío recorriendo tu espalda, ser un fuego tibio al que arrimarte en las noche de otoño. Quiero ser un transeúnte de tus calles solitarias....''

Corre bajo la tormenta de verano mientras esa canción resuena en su mente. No puede parar de tararearla, de sentirse identificada con cada frase.

Sí, quiere que él sea eso y mucho más. Quiere que pasen los años y él continúe a su lado, como si fuera el primero. Enamorándose cada día más y más, despertándose el uno al lado del otro cada mañana, compartir un pisito pequeño pero romántico en algún lugar de aquella ciudad que ha visto nacer y crecer su amor; levantarse cada día con el olor a café recién hecho y saber que él la espera en la cocina con esa maravillosa sonrisa que la encandiló el día que se conocieron.

Tampoco pide nada imposible...No han hablado del futuro lejano pero no la importaría envejecer a su lado, compartir su carrera con él, ir de vacaciones a una playa perdida del mundo, llegar a casa y saber que no está sola, que hay alguien que la espera y la quiere.

No, definitivamente nada en esta vida es imposible si se sabe lo que se quiere. Pero, ¿cuándo se atreverá a dar el paso y a decirle todo lo que siente? Se promete que algún día lo hará y ese sueño, ese maravilloso sueños hecho de esperas, cumplidos y sonrisas durante tantos meses se hará realidad...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Visitantes recientes