15 de diciembre de 2011

Hoy, mañana y, a ser posible cada una de mis madrugadas.

He roto con ese maldito tic tac que no paraba de resonar en mi cabeza. He acabado con las dudas, con los miedos, con el insomnio y los celos. Me he caído una vez más pero esta vez sí he sabido como levantarme. Afuera hace frío pero yo no necesito abrigo. Voy de temeraria, voy de ilusionista, voy a despertar a tus pestañas dormidas en una fugaz mañana de esas en las que todavía tiritas.

Duerme conmigo esta noche, mañana no estaré aquí cuando el alba te acurruque entre sus brazos, mañana no seré más que un cansado retazo de tu sueño, mañana seré eso, mañana seré sólo, silencio.

No pretendo demostrarte cuán feliz puedes ser a mi lado, creo que eso ya lo sabes. Quiero que un día comprendas que, desde hace infinidad de primaveras, mis latidos eternos de este desbocado corazón, han sido para ti y para nadie más, que si rompes las cadenas nos vamos, que lo único que quiero es amanecer en tu piel desnuda. Hoy, mañana y, a ser posible, cada una de mis madrugadas.


2 comentarios:

  1. Sabes que me encanta =)

    Que anoche no te pude comentar, pero lo pasé, que escribes como nadie, incluso mejor que yo, que siempre me dices que escribo genial, pero no es verdad jajaja

    Un besito Wend!

    ResponderEliminar
  2. Hola, me encanta tu Blogg! Es genial.
    Te pasarías por el mio? Estoy empezando...
    Gracias!

    http://caminaratulado.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Visitantes recientes