8 de diciembre de 2011

Pluma, tinta y papel.

No siento el suelo bajo mis pies. Camino descalza sobre el frío asfalto mientras los coches juegan a esquivarme. Siento que no voy a ninguna parte, que estoy atascada que, por más que intento seguir adelante, no puedo porque siento que me falta algo y sé, a ciencia cierta, que ese algo que me falta eres TÚ.

Es cierto, consigues sacar lo peor de mí muchas veces pero creo que eso es porque verdaderamente me conoces y a mí contigo siempre me puede el orgullo. Es un quiero y no puedo, una pelea constante por ver quien sale ganando pero, por mucho que finjamos que a ambos no nos duele esta situación, yo no paro de darme golpes contra las paredes decoradas de mi cuarto y sí, por si tienes alguna duda, tampoco voy a dejar de quererte como te quiero. ¡Qué narices! Por mucho que me esfuerce en negarlo, por mucho daño que me hagas, te voy a querer siempre.

Y te preguntarás curioso, ¿a qué vienen ahora estas palabras? ''Siempre, mal y tarde'', te responderé yo, pero supongo que, porque aunque trate de disfrazar como me siento, algún día acabarás descubriendo toda la verdad y yo no podré excusarme. No habrán más palabras a medias que decir. Ya no podré esconderme tras un blog plagado de sentimientos.  

1 comentario:

  1. Cuando te creas que escribes mejor que yo, es cuando acertarás =) Solo te digo eso, porque no me puedo creer que sigas pensando que escribes mejor que yo cuando no es cierto.

    Eh aquí una prueba, un gran texto, unas grandes palabras, una gran escritora =)

    Te quiero Wend! ;)

    ResponderEliminar

Visitantes recientes