23 de noviembre de 2011

A veces amar, DUELE

Me robó mil lunas y más de una Primavera. Fue el calor de mi Verano, las ganas de echar a volar en sus brazos; fue el recuerdo en forma de hojas llevadas por el viento en un Otoño cualquiera, fue las ganas de correr bajo la lluvia cogida de su mano; y fue el Invierno más largo y frío, el abrigo que me faltó durante aquellos meses, el sueño que no llegó a cumplirse en Navidad....

Se marchó con mis ilusiones, me dejó sin aliento, mató mis sueños, jugó a tenerme y acabó por romperme. Me destrozó, me hizo enloquecer, pero me hizo más feliz de lo que jamás había sido antes. 

A días le odiaba, a días le amaba; pero cuando me decía ven yo era suya, una y mil veces a lo largo del día. He malgastado muchas lunas a su lado pero sé que aún lo amo, ¿por qué si no aún me tiembla la voz cuando hablo de sus abrazos? ¿Por qué me muero por un segundo más de sus labios?

Ven, vuelve a ser la razón de mis días y el sueño de mis noches; dáñame, pero hazme feliz. Soy masoquista, sí, pero lo soy porque te quiero y porque tu lejanía y tus falsas apariencias están acabando conmigo y ya no lo soporto.

No soporto mirarte desde lejos sabiendo que jamás volverás a ser mío.


2 comentarios:

  1. ¡Guau!
    Esto sí que es arte escrito y lo demás es tontería.
    Mi más sincera enhorabuena, me ha gustado mucho =)

    ResponderEliminar
  2. Gracias óscar pero tampoco es nada brillante, aún así me alegro de que te haya gustado ;)

    ResponderEliminar

Visitantes recientes